Amor

Justo ahora me siento a escribir sobre esa infinitamente misteriosa entidad llamada Amor, esa que habita nuestros corazones (realmente en nuestro cuerpo entero) cuando aparece. Dificil para mi decir qué es Amor. Puedo decir que es sublime, que permea la red misma de la existencia profundamente y más allá de lo que podamos llamar Divino. Algunos dicen que el Amor es Dios. Algunos dicen que el Amor es lo que mantiene al Universo como uno. Siendo yo mismo uno de esos extraños – y endémicamente proliferantes personajes – quienes creen que todos estamos conectados, me inclino a creer que sólo un impulso tan exquisito como el Amor puede ser tan creativo y entusiasta como para crear Vida de esa manera tan magnificente. Miro alrededor y veo tanta Vida por todas partes. Cada respiración que tomo, cada gota de agua en mi ducha, cada sonido que viene de infinitas direcciones distintas. Todo habla del más elevado impulso de crear, de expandir la Vida.

Ninguna definición puede enmarcar lo que el Amor es.